Nuestra historia

comienza con

Wallace J. Nichols y Jeff A. Seminoff en un viaje por las costas de México, donde conocieron programas de conservación de tortugas marinas, operando algunos desde mediados de los 60´s, y que eran promovidos por el gobierno mexicano, universidades, organizaciones civiles y empresas. Estos programas en su mayoría dirigían sus esfuerzos a la protección de nidos, y el trabajo enfocado a monitoreos en zonas de alimentación era escaso. Como parte de su investigación de doctorado, Wallace y Jeff se plantearon entonces el objetivo de construir una red diversa para la conservación, que llenará los enormes vacíos de conocimiento entorno a la vida y situación de las tortugas marinas.

Con perseverancia y dejando de lado las opiniones encontradas debido a la vastedad de su objetivo, Wallace y Jeff obtuvieron una beca e iniciaron los trabajos de monitoreo en las comunidades de Bahía de los Ángeles, Loreto, San Carlos, San Ignacio, Punta Abreojos y Laguna Ojo de Liebre, siendo los individuos de estas comunidades y los pescadores la esencia de este proyecto. Poco tiempo después otras personas y comunidades comenzaron a interesarse y sumarse a los esfuerzos de conservación.

Como consecuencia del compromiso y del trabajo de los voluntarios, en 1999 se reunieron 45 personas de 8 comunidades en Loreto, con el fin de compartir sus resultados y experiencias. Siendo así que en esta reunión acordaron llamarse Grupo Tortuguero y reunirse al año siguiente. Desde entonces, comunidades y personas han ido agregándose, y año con año se siguen reuniendo para compartir sus experiencias y celebrar la constancia y el esfuerzo de todos sus integrantes.

Ante la necesidad de tener una estructura legalmente reconocida, en el 2007 Grupo Tortuguero de las Californias se constituye como una Asociación Civil, creando una estructura administrativa y formalizando la diversidad de los proyectos que se llevaban a cabo.

Como resultado de 18 años de trabajo, los miembros de la red son testigos de los efectos positivos tanto en el aumento de la población de tortugas, como en el respeto de los individuos y comunidades hacia estas especies, todo gracias a un modelo sencillo, que ha inspirado a otras personas alrededor del mundo.

 

En el 2015 en Colola, Michoacán se registró un enorme incremento de tortugas anidando… estos números no se veían desde los años 60´s.

- Carlos DelgadoTrejo

Contáctanos

Calle FIcus 108, Colonia Azaleas, C.P. 23098

La Paz, Baja California Sur, México.

01-800-CAGUAMA (2248262)

(612) 146-3553

grupotortugueroac@gmail.com

Nuestra historia

comienza con

Wallace J. Nichols y Jeff A. Seminoff en un viaje por las costas de México, donde conocieron programas de conservación de tortugas marinas, operando algunos desde mediados de los 60´s, y que eran promovidos por el gobierno mexicano, universidades, organizaciones civiles y empresas. Estos programas en su mayoría dirigían sus esfuerzos a la protección de nidos, y el trabajo enfocado a monitoreos en zonas de alimentación era escaso. Como parte de su investigación de doctorado, Wallace y Jeff se plantearon entonces el objetivo de construir una red diversa para la conservación, que llenará los enormes vacíos de conocimiento entorno a la vida y situación de las tortugas marinas.

Con perseverancia y dejando de lado las opiniones encontradas debido a la vastedad de su objetivo, Wallace y Jeff obtuvieron una beca e iniciaron los trabajos de monitoreo en las comunidades de Bahía de los Ángeles, Loreto, San Carlos, San Ignacio, Punta Abreojos y Laguna Ojo de Liebre, siendo los individuos de estas comunidades y los pescadores la esencia de este proyecto. Poco tiempo después otras personas y comunidades comenzaron a interesarse y sumarse a los esfuerzos de conservación.

Como consecuencia del compromiso y del trabajo de los voluntarios, en 1999 se reunieron 45 personas de 8 comunidades en Loreto, con el fin de compartir sus resultados y experiencias. Siendo así que en esta reunión acordaron llamarse Grupo Tortuguero y reunirse al año siguiente. Desde entonces, comunidades y personas han ido agregándose, y año con año se siguen reuniendo para compartir sus experiencias y celebrar la constancia y el esfuerzo de todos sus integrantes.

Ante la necesidad de tener una estructura legalmente reconocida, en el 2007 Grupo Tortuguero de las Californias se constituye como una Asociación Civil, creando una estructura administrativa y formalizando la diversidad de los proyectos que se llevaban a cabo.

Como resultado de 18 años de trabajo, los miembros de la red son testigos de los efectos positivos tanto en el aumento de la población de tortugas, como en el respeto de los individuos y comunidades hacia estas especies, todo gracias a un modelo sencillo, que ha inspirado a otras personas alrededor del mundo.