Protección

a nidos

El trabajo enfocado a la protección de nidos aumenta la superviviencia de las especies, es clave en la investigación y hace posible la sensibilización de la comunidad.

HAZ UNA DONACIÓN

Brindamos soporte técnico y capacitación a los campamentos: Centro de Investigación y Conservación Chelonia Maris, Grupo Ecológico y Tortuguero de Pescadero, Grupo Tortuguero Los Barriles y Grupo Tortuguero Comcáac. Además sumamos esfuerzos con campamentos en los estados de Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.

Conoce más

Capacitación

Los campamentos cuentan con la capacitación para seguir las Normas vigentes y las prácticas adecuadas para la protección de nidadas. Es parte del conocimiento de los involucrados el uso adecuado de la iluminación en playas durante la noche, el área de la playa permitida de circulación para los recorridos, la construcción de corrales, distribución de las nidadas, el manejo de huevos durante y después del desove, entre muchos otros puntos.

Localización

Es prioridad que la anidación se lleve a cabo de manera natural o in situ. En los sitios donde existe el riesgo de depredación, saqueo, contaminación e inundaciones, se reubican los nidos a un vivero o corral.  Los recorridos de ubicación de nidos se realizan principalmente durante la noche, para localizar las nidadas y  marcarlas. Si se encuentra una hembra desovando o el nido tiene menos de 2 horas de haber sido puesto y se encuentra en riesgo, la nidada puede ser trasladada a un vivero para un mayor control.

Monitoreo

Los nidos localizados son monitoreados hasta su eclosión, los recorridos se llevan a cabo a pie o en cuatrimotos, circulando a baja velocidad por el área permitida que no afecta ni a los nidos ni al proceso de desove. En el vivero, las nidadas son protegidas y distribuidas en un área según las normas.  Con fines de investigación, se registran las temperaturas dentro y fuera de los nidos durante la incubación; también se registran las temperaturas a lo largo de la playa.

Liberación

Es una prioridad que las crías sigan su proceso natural de eclosión y su desplazamiento por la playa, por lo que el manejo de las crías es reducido al mínimo. El proceso de liberación de crías genera empatía y sensibiliza a quienes lo presencian, por lo que es un recurso necesario para proteger a las tortugas marinas.

Contáctanos

Calle FIcus 108, Colonia Azaleas, C.P. 23098

La Paz, Baja California Sur, México.

01-800-CAGUAMA (2248262)

(612) 146-3553

grupotortugueroac@gmail.com

Protección

a nidos

El trabajo enfocado a la protección de nidos aumenta la superviviencia de las especies, es clave en la investigación y hace posible la sensibilización de la comunidad.

Conoce más

Los campamentos cuentan con la capacitación para seguir las Normas vigentes y las prácticas adecuadas para la protección de nidadas. Es parte del conocimiento de los involucrados el uso adecuado de la iluminación en playas durante la noche, el área de la playa permitida de circulación para los recorridos, la construcción de corrales, distribución de las nidadas, el manejo de huevos durante y después del desove, entre muchos otros puntos.

Capacitación

Es prioridad que la anidación se lleve a cabo de manera natural o in situ. En los sitios donde existe el riesgo de depredación, saqueo, contaminación e inundaciones, se reubican los nidos a un vivero o corral.  Los recorridos de ubicación de nidos se realizan principalmente durante la noche, para localizar las nidadas y  marcarlas. Si se encuentra una hembra desovando o el nido tiene menos de 2 horas de haber sido puesto y se encuentra en riesgo, la nidada puede ser trasladada a un vivero para un mayor control.

Localización

Los nidos localizados son monitoreados hasta su eclosión, los recorridos se llevan a cabo a pie o en cuatrimotos, circulando a baja velocidad por el área permitida que no afecta ni a los nidos ni al proceso de desove. En el vivero, las nidadas son protegidas y distribuidas en un área según las normas.  Con fines de investigación, se registran las temperaturas dentro y fuera de los nidos durante la incubación; también se registran las temperaturas a lo largo de la playa.

Monitoreo

Es una prioridad que las crías sigan su proceso natural de eclosión y su desplazamiento por la playa, por lo que el manejo de las crías es reducido al mínimo. El proceso de liberación de crías genera empatía y sensibiliza a quienes lo presencian, por lo que es un recurso necesario para proteger a las tortugas marinas.

Liberación